Quelles priorités pour la prochaine Commission européenne ? | Radio “Europa de Noche” (Espagne)

Lorène WEBER

Chargée de mission Finance et Jeunes de Confrontations Europe

Le 16 septembre, Lorène Weber était l’invitée de “Europa de noche”, l’émission européenne de la station de radio de l’Université Complutense de Madrid, pour présenter les priorités politiques de la nouvelle Commission européenne et les principaux dossiers en ce début de mandature. Cette intervention s’est déroulée en espagnol.

Confrontations Europe es una asociación que fue creada en 1992. Somos un think tank que produce una reflexión y que organiza seminarios y conferencias sobre varias temáticas europeas. Nuestros grupos de trabajo incluyen cuestiones de industria, de defensa, de energía, de finanza, de tecnología digital, o de migración. También, llevamos a cabo proyectos para jóvenes europeos que están alejados de las cuestiones europeas, y participamos a consultaciones europeas. Nuestra convicción es que las proposiciones y el proceso democrático para construir el futuro de Europa deben venir de los actores y de los ciudadanos, y es porque trabajamos con la sociedad civil y facilitamos el dialogo entre los actores económicos y sociales. En realidad, somos un think tank y un rede de la sociedad civil, que reúne 30 000 actores en Europa.

¿Cuales son las prioridades para la nueva Comisión?

Las prioridades de la nueva Comisión fueron expresadas por primera vez por Ursula von Leyen cuando presentó sus orientaciones políticas para el mandato 2019-2024 frente al Parlamento europeo en Julio. La presidenta identifica seis prioridades, que son:

  • Primero, un Pacto Verde Europeo, con la aspiración que Europa sea el primer continente climáticamente neutro del mundo. Ursula Von der Leyen anunció que propondría un pacto verde europeo en los primeros 100 días de la nueva Comisión.
  • Segundo, una economía que funcione en pro de las personas, es decir por la justicia social y la prosperidad.
  • Tercero, una Europa adaptada a la era digital, para que Europa finalmente logre una soberanía tecnológica. Este elemento es interesante, porque Ursula Von Der Leyen dio la cartera digital y también la cartera de competencia a Margrethe Vestager, quien es famosa por imponer una multa a Google y Amazon. Pienso que es una señal fuerte enviada a los Estados Unidos: Europa quiere lograr su soberanía tecnológica, y se está dotando de los medios para lograrla.
  • En cuarto lugar, una Europa más fuerte en el mundo.
  • Quinto, un nuevo impulso a la democracia europea.
  • Sexto, la protección de nuestro estilo de vida europeo. Este elemento provocó una polémica, porque el vicepresidente a cargo de esta prioridad está también a cargo de las cuestiones de migración. La formulación es muy torpe, porque puede implicar que la migración amenazaría el estilo de vida europeo. Después de la polémica, fue decidido que la denominación de esta cartera se cambiara. Pero una cosa es segura: necesitamos un nuevo pacto sobre migración y asilo. No podemos continuar dejando morir a personas en el Mediterráneo, no podemos aceptar que barcos humanitarios no puedan atracar en Europa, y no podemos dejar Italia y Grecia gestionar solas los migrantes y los refugiados. Los países europeos deben ser solidarios, y Europa debe invertir en los países de origen de los migrantes.

¿Cuales van a ser las principales iniciativas o temas a trabajar durante este año próximo? ¿A qué retos se enfrentan Von der Leyen y su equipo en estos primeros meses?

Pues, otra vez, reformar el sistema europeo de migración y asilo, para rescatar de manera eficaz los migrantes en el Mediterráneo, y para establecer un sistema solidario entre los países de Europa. Hay un deber moral de rescatar las personas refugiadas, y también, más pragmáticamente, hay una falta de trabajadores y un descenso demográfico en Europa. Tener un sistema europeo de migración y asilo, son ambos una cuestión de defender los valores de solidaridad y una cuestión económica y social para Europa.

Más generalmente, está el reto de producir en 100 días, según lo prometido, tres paquetes legislativos importantes. Está el Pacto Verde Europeo que ya he mencionado. Von Der Leyen también citó un instrumento jurídico para garantizar que todos los trabajadores de la UE tengan un salario mínimo justo, parte del Pilar social de Europa. Pero esta proposición puede resultar compleja, como la UE no tiene una competencia en el ámbito social: el Tratado de Lisboa establece que las políticas sociales son competencia de los estados miembros, y que la Unión solo puede “reforzar la cooperación entre Estados miembros y no armonizar los sistemas nacionales”. Finalmente, Von Der Leyen quiere proponer una legislación para un enfoque europeo coordinado sobre las implicaciones éticas y humanas de la inteligencia artificial.

Está también, por supuesto, el reto del Brexit y de las nuevas relaciones con el Reino Unido, con todas las incertitudes actuales y las repercusiones sobre los ciudadanos europeos en el Reino Unido, los ciudadanos británicos en Europa, y también sobre el presupuesto europeo. He dejado hacer previsiones sobre el Brexit, pero la Comisión Von Der Leyen debe ser extremamente bien preparada a un escenario sin o con un acuerdo.

Otro desafío y tema muy importante es la economía: la Comisión Von Der Leyen tiene la ambición de lograr una soberanía tecnológica y de completar la unión económica y monetaria, a un momento cuando se perfilan riesgos de recesión y de crisis económica.

Y, finalmente, diría que un reto importante es el de afirmarse en la escena internacional: la nueva Comisión ha enviado una señal a los Estados Unidos por ejemplo, y ahora debe llevar a cabo sus ambiciones para imponer Europa como un actor, un socio y un concurrente mayor en la competición mundial.

¿Puede tener problemas la nueva Comisión para seguir su agenda debido a la actual composición del Parlamento?

Cuando Ursula Von Der Leyen compuso su Comisión después de las elecciones al Parlamento europeo, conocía sus nuevos equilibrios, y por consiguiente formó su equipo. Y de hecho, la nueva Comisión se compone de comisarios que proceden del PPE, de los socialistas, de los liberales, un verde y un conservador. Lo que refleja la composición del Parlamento. Con los nuevos equilibrios al Parlamento, donde, por la primera vez, la coalición entre el PPE y los socialistas y demócratas no es suficiente para llegar a una mayoría, las mayorías a reunir serán diferentes según los textos legislativos. Pienso que tendremos una mejor idea de las relaciones de fuerzas después de los exámenes a los comisarios en el Parlamento.

Además, la cuestión medioambiental y climática ha ganado mucha importancia, por lo que la Comisión deberá ser ambiciosa en su Pacto Verde Europeo.

Pero, personalmente, no pienso que las dificultades mayores provengan del Parlamento. Pienso que provendrán del Consejo, es decir de los estados miembros, que tienden a bloquear o reducir la ambición de las propuestas que tomarían sus prerrogativas para transferirlas al nivel europeo. Las reticencias de los estados miembros explican, por parte, porqué no tenemos un verdadero presupuesto para la zona euro, porqué no tenemos un sistema europeo eficaz sobre la migración y el asilo, o porqué la unión de los mercados de capitales aún no está completa. Pienso que el desafío principal para la nueva Comisión será mas al nivel del Consejo que del Parlamento. Además, Ursula Von Der Leyen afirmó en sus prioridades que quiere dar un poder de iniciativa legislativa al Parlamento europeo, entonces parece que la Comisión ve más el Parlamento como un aliado que como un problema.